top of page

Impacto Comunitario

¡Plantando un Sueno!


¡Solo un sueño!

Hola a todos, mi nombre es Liliana Padilla y son originaria de la hermosa Ciudad de Delicias Chihuahua, México. Estoy muy entusiasmada de tener este espacio para compartir con ustedes, (si me lo permiten) como es que inicio y se ha dado forma lo que hoy llamo IMPACTO COMUNITARIO.

Impacto, aunque inicio hace apenas 2 años, el sueño viene de varios años atrás. Así que quiero empezar por el principio. Espero con este blog ayudarles a ustedes a creer también en sus sueños.


Bueno como les dije al principio yo nací y viví en la Ciudad de Delicias Chihuahua. nací en 1971 (Si tengo 51 años) mi mama desde antes que yo naciera asistía a la Iglesia Metodista el Divino Salvador; que está cerca del centro de la ciudad. Los recuerdos mas vividos de mi niñez son los que pasábamos en la Iglesia, recuerdo a la Pastora Antonia Ramos (Toñita de cariño), quien déjenme le cuento, cumplía años el mismo día que yo, así que cuando celebraban el cumpleaños de la pastora, también me celebraban a mí.


Bueno pues en esos años yo crecí en una iglesia que experimentaba “El gran avivamiento de los 70s” en la Iglesia Metodista del Norte de México, donde los niños oraban en lenguas, había sanidades, veladas de oración, y un crecimiento sin precedentes en la iglesia.


Para mí la iglesia era una celebración, una fiesta. Recuerdo los servicios de adoración en los parques, en las canchas deportivas, en estaciones del tren y autobuses. Recuerdo la entrega de folletos en las calles, recuerdo los retiros de oración. Y a mis 7 años yo oraba pidiéndole a Dios ser un día como mi Pastora.


También quiero hablarles de mi familia: Mi mama y mi abuela, mujeres muy generosas, solidarias y desprendidas en el dar. Mi madre sentaba a la mesa quien quiera que llegara a pedir comida a la casa, inyectaba, curaba, y limpiaba y nunca pasar la oportunidad de dar palabras de consuelo y esperanza a quien estuviera a su alcance.

Mi padre, siempre pensando en los necesitados, en lo presos, en los niños y en las madres. Alguna ocurrencia de él se convertía en un evento de ayuda, en una cena o comida para alguien, y sobre todo siempre acompañado de risas, chistes y muy buen humor.


Mis anos transcurrieron y cuando estaba en la preparatoria (High School) la escuela nos ponía como tarea hacer un número de horas de trabajo comunitario. Yo fui y pedí hacer trabajo comunitario a lo que le llamaban “La Asegurada” era un edificio antiguo de unos 3 pisos lleno de salones. Ahí entre y trabaje con ellos unos seis meses.

Inicie mis horas como encargada de la lista de asistencia y entrada y salida de los trabajadores y después me mandaron al campo.

Pero déjenme contarles que era la “La Asegurada” Era una escuela gratuita para las mujeres que tenían seguro social (o cualquiera), donde tenían clases desde cocina, repostería, costura y confección, belleza, educación básica para adultos, danza, música, etc.…


El numero de personas que tomaban clases era impresionante, tenían diferentes niveles y diferentes horarios. Y como era de esperarse siempre había personas en lista de espera. Ahí fue donde me ascendieron de puesto, la directora tuvo la idea de abrir clases en otros lugares para poder servir a mas personas de la comunidad. Se abrieron escuelas que prestaban sus edificios en las noches para las clases de “La Asegurada”. Mi nuevo trabajo consistió en visitar los hogares informándole a la gente que cerca se abriría una escuela de “La Asegurada”. Y entonces pude ver como se llenaban los salones de clases en las noches por las mamas y papas que estaban interesados en aprender un nuevo oficio u obtener algún certificado que les ayudara en en su desarrollo económico y social también.


Me encanta la manera en que Dios te lleva por la vida, como Dios está detrás de cada decisión, de cada paso que das, y todo lo que vives Dios lo usa en sus propósitos.


¿Y a ti como Dios te ha llevado en tu vida?

¿Piensa en tu historia y como Dios te ha guiado hacia el futuro?

40 views0 comments

Comments


bottom of page