top of page

Aprendiendo por las malas.

Updated: Aug 23, 2022

Liliana Perrito!

A veces solemos juzgar a apresuradamente los logros o acciones de los lideres o de aquellos que consideramos un ejemplo a seguir. Creemos que todo lo que son o hacen se les dio del cielo, o porque es un don natural de su carácter y fe.

En medio de los aciertos en mi vida, ha habido miles de desaciertos, muchos errores (que continúan) mucho fallas grandes y pequeñas, lagrimas, fracasos, muchos no pocos. Ha habido muchas decepciones, mucho dolor, calumnias, criticas, rechazos, regaños, etc.… (Un día me Dijo el Hermano Ríos de Emanuel UMC- Es normal hermana si usted hace mucho, se equivoca mucho, el que hace poco, se equívoca poco).

El asunto es como aprendes, y bueno mi técnica de aprendizaje es “prueba y error” no se si exista esa técnica, pero es la mía. Trata y si sale mal, trata otra vez, y si sale mal, trata una vez, intenta todas las veces hasta que salga bien. Quisiera haber sido de aquellos que aprenden con libros, pero creo que mi poca paciencia me hace entrarle de lleno a la aventura.

No entiendo porque soy así, pero creo que es parte de mi carácter y de la pasión que le pongo a las cosas que hago.

Tengo muchas historias de las reprensiones de mis padres, hay una muy popular en mi casa: la llaman Liliana perrito. Como saben soy una persona de gente, me encanta andar en la calle, con los vecinos, con amigos, pasar tiempo en las platicas y disfrutar de la comunidad. Se hacia noche rápidamente y liliana se la paso en la calle todo el día. ¿Mi papa llegaba y preguntaba donde esta Lili? Y Lili en la calle, tal vez 8 o 9 de la noche, haciendo visitas con las vecinas. Así que mi papa mandaba a mi hermano a buscarme, ya me lo tenia bien dicho, si no estás aquí cuando yo llegue te vas a meter en problemas. ¿Una noche paso, donde esta Lili? ¿Vallan por ella? Y mi hermano iba por mí y me sacaba de alguna casa de alguna vecina y él a veces me decía: ponte una piedrita de bajo de la lengua para que no te regañen, o metete rápido al baño para que no te vean, esa noche él me dijo has como si fueras un perrito y cuando entres mi papa no se dará cuenta de que eres tú. Yo creí que esa era la mejor opción para pasar inadvertida al entrar a casa y decidí entrar a gatas ladrando como un perro, y ándale, que liliana perrito ni que nada, su tunda de nalgadas para mí. Luego mis hermanas y hermanos me decían “Que paso liliana Perrito”. Esa fue solo una de muchas reprensiones, por no estar en casa, por hacer fiestas sin permiso, por andar en la calle y no ayudar en los quehaceres. Pero no quebrantaron mi carácter, ni mi fuego.

Ha habido otras lecciones de la vida mas dolorosas, muy dolorosas, muchas veces me entristezco tanto que me siento un completo fraude, otras veces me siento completamente incapaz de hacer nada, me siento derrotada, me siento que soy y hago el ridículo. De muchas maneras las personas a quien sirvo no muestran agradecimiento o simple simpatía por mí, o no soy bien recibida, a veces veo la indiferencia a mis acciones, a veces me siento que nada de lo que hago es importante o vale la pena.

¿No sé si usted también se ha sentido así? ¿Es tan difícil seguir siendo tu? ¿Seguir sonando? ¿Creer en ti? Es tan difícil hacer a un lado todo eso y volverlo a intentar. Y Bueno cuando empezamos con Impacto Comunitario, nos acompañaba todo eso, es parte de quienes somos, no somos mejores, ni mas grandes, o mas fuertes, simplemente somos nosotros, así con todos nuestros fracasos, experiencias y lecciones. Estamos Listos para seguir soñando. ¡Listos para seguir creyendo y para levantarnos una y otra vez y creer que si podemos IMPACTAR AL MUNDO! ¡Y convertirnos en el voluntario imperfecto de un Dios perfecto!





52 views0 comments

Comments


bottom of page